Pon en práctica alguno de estos 14 consejos para desplastificar tus compras
  1. Llévate un carro, mochila, cesta o una bolsa de tela o rafia que puedas reutilizar.

  2. Prescinde de comprar productos “plastificados”, evita productos con envoltorio de plástico y sobre envasado.

  3. La fruta y verdura mejor comprarla a granel. Llévate tus bolsas de tela fina, malla… o cualquier otro material, tanto para dárselas al tendero como si la pesas tú mismo.

  4. Aunque es aconsejable tomar fruta mejor que zumo si vas a consumirlo, haz tu propio zumo. Si no puedes y tienes que comprarlo evita las botellas de plástico, los tetrabriks (sí, parte de su composición es de plástico lo que complica su reciclaje) y los envases de menor tamaño.

  5. También en el caso de la leche la mejor opción son las botellas de cristal frente a los tetrabriks. Si es ecológica, de proximidad y puedes rellenar tu botella en la misma tienda la compra será perfecta.

  6. A la carnicería y pescadería también puedes llevar tu fiambrera o bolsa de silicona para evitar el plástico.

  7. Si compras vino en botella elige que sea con tapón de corcho. Además de evitar el uso de plásticos estarás apoyando que no desaparezca una industria que mantiene el aprovechamiento de los alcornocales y de numerosas especies que viven en ellos.

  8. Cada vez hay más tiendas que renuncian al plástico y nos ofrecen los productos a granel con la posibilidad de llevar nuestros envases o de adquirirlos y reutilizarlos. Infórmate de las que hay más cerca de ti y ve a descubrirlas.

  9. Si tienes una cafetera de cápsulas no hace falta que te deshagas de ella, puedes adquirir un pack de cápsulas rellenables y reutilizables. Aunque haya empresas que las recogen y reutilizan, estarás evitando una producción innecesaria.

  10. Aunque no es la opción más sostenible, si vas a realizar la compra en coche a un hipermercado puedes utilizar cajas para ordenar y llevar la compra en el maletero.

  11. En casa, la oficina, el coche, etc. mejor la caja de cartón de pañuelos de papel que los pequeños paquetes “plastificados” de 10 unidades.

  12. Bolígrafos y lapiceros. Son productos muy baratos que se acumulan en nuestros hogares, es fácil que incluso se queden secos sin haberlos empleado. Por eso rechaza los que te puedan ofrecer y busca opciones recargables y lo más libre posible de plásticos. Si son de madera asegúrate que sean maderas certificadas respetuosas social y medioambientalmente en su producción.

  13. Si compras por internet pide que el envío no se realice en bolsas de plástico, aunque no te hagan caso puede ser el inicio para que se genere el cambio.

Más información:

Este artículo forma parte de la edición 2019 del Observatorio de Salud y Medio Ambiente DKV " Contaminación por plásticos. Uno de los mayores desafíos ambientales del siglo XXI.

El Observatorio de Salud y Medio Ambiente, es una iniciativa que realizamos junto a DKV Seguros desde 2008. Hemos publicado diferentes informes con el objetivo de estudiar y analizar las últimas investigaciones realizadas en materia de salud y medioambiente y la elaboración de propuestas de acción y participación acordes con los resultados obtenidos. ¡Descubre pinchando aquí todas las publicaciones!

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon