7 ideas para reducir el uso de plásticos en la cocina.
  1. Evita los estropajos cuyas esponjas estén hechas de plástico (cada vez que las utilizas desprenden microplásticos con todos los impactos que hemos ido comentando), puedes sustituirlos por fibras naturales por ejemplo de lufa (vegetal de la familia de las calabazas y calabacines) y cepillos de bambú o de madera por ejemplo de fibra de coco, ambos materiales 100% biodegradables y compostables.

  2. Para limpiar suciedad incrustada puedes recurrir a los estropajos de cobre, son 100% reciclables y no rayan, aunque no son recomendados para limpiar la vitrocerámica o utensilios con superficie antiadherente.

  3. Los estropajos de plástico no se pueden reciclar, deben de ir a la basura. Si son de fibras naturales podemos depositarlos en el contenedor marrón de materia orgánica.

  4. Guantes de plástico. Si tienes la piel sensible y no puedes fregar o limpiar sin ellos busca que sean de látex 100% libres de plástico.

  5. Aunque no sea plástico, el rollo de papel de cocina también tiene un sustituto más sostenible, las servilletas de tela de fibra, por ejemplo de bambú lavables y reutilizables. Se encuentran marcas en el mercado que afirman que duran 65 veces más que el papel de cocina convencional. También puedes utilizar prendas de textil orgánicas que ya no puedas llevar.

  6. Intenta utilizar utensilios de cocina de hierro fundido, acero inoxidable, barro cocido y recipientes de cristal. Busca que sean libres de PFOA (ácido perfluorooctánico), un ácido que se emplea para muchos usos, entre ellos en ollas y sartenes antiadherentes, muy perjudicial para el medioambiente y también para nuestra salud ya que actúa como disruptor endocrino.

  7. ¿Has ido a comprar con tu tupper o envoltorio de tela encerado? En ese caso directo a la nevera o al armario. También los puedes utilizar para guardar las sobras de comida y evitar el desperdicio alimentario. Recuerda: si el desperdicio alimentario fuera un país, sería el tercero del mundo en producción de gases de efecto invernadero.

Más información:

Este artículo forma parte de la edición 2019 del Observatorio de Salud y Medio Ambiente DKV " Contaminación por plásticos. Uno de los mayores desafíos ambientales del siglo XXI.

El Observatorio de Salud y Medio Ambiente, es una iniciativa que realizamos junto a DKV Seguros desde 2008. Hemos publicado diferentes informes con el objetivo de estudiar y analizar las últimas investigaciones realizadas en materia de salud y medioambiente y la elaboración de propuestas de acción y participación acordes con los resultados obtenidos. ¡Descubre pinchando aquí todas las publicaciones!

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon