Traducimos el informe desarrollado por Red Europea de Desarrollo Rural

El informe "Rural voices: A qualitative analysis of the findings from stakeholder workshops contributing to the long-term vision for rural areas" recoge las preocupaciones y esperanzas de más de 3.000 ciudadanos rurales de 19 países de la UE que participaron en una serie de talleres en respuesta a la propuesta de Ursula von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea de construir una visión a largo plazo "por y para la Europa rural".

Del citado informe, se ha traducido el eje temático relacionado con las infraestructuras y servicios, al estar más vinculado con el análisis realizado sobre barreras y oportunidades a la rehabilitación de viviendas en el medio rural.

Infraestructuras y servicios

Introducción

Los debates del taller ponen de manifiesto una preocupación generalizada por la insuficiente atención que se presta a la dotación de infraestructuras en las zonas rurales, especialmente en comparación con la existente en las ciudades. A menudo esta preocupación va unida a un sentimiento de discriminación contra las zonas rurales en la prestación de servicios públicos. Es preciso estudiar qué servicios públicos deberían estar disponibles en toda la Europa rural. Las respuestas de los talleres sobre la situación prevista en su zona en 2040 variaron considerablemente, tanto de un grupo a otro como en relación con los distintos elementos de las infraestructuras y los servicios. En general, las zonas más remotas tendían a ser más pesimistas que las más cercanas a las grandes ciudades.

“Las comunidades locales necesitan más infraestructuras en ámbitos como el transporte, los servicios de guardería y la banda ancha para que la sociedad rural sea un buen lugar para vivir y trabajar". El campo sigue teniendo muchos puntos débiles en cuanto a infraestructuras: carreteras, transporte, alcantarillado y suministro de agua". Algunos afirman que "las infraestructuras y los servicios deben ser los mismos que en la ciudad". Pero es caro ofrecer a todo el mundo un acceso equivalente a los aspectos de las infraestructuras públicas. Los encuestados austriacos reconocen la dificultad de la elección: "Queremos que para 2040 se hayan podido contrarrestar las consecuencias negativas de una sobredotación descoordinada de las infraestructuras mediante una planificación regional global y la definición conjunta de puntos focales de desarrollo". Del mismo modo, "retener y atraer población a las zonas rurales dependerá de que se garanticen infraestructuras adecuadas, principalmente redes de carreteras locales, así como el acceso a servicios relacionados con la asistencia sanitaria, la educación, la cultura, el ocio y las oportunidades de empleo".

Los participantes en el taller identificaron seis temas principales como debilidades que deben abordarse en relación con la infraestructuras y servicios. Para alcanzar la visión deseada en 2040 señalaron la necesidad de superar:

- Servicios públicos, escuelas, sanidad, asistencia social e infraestructuras de mala calidad,

- Estructura de transporte y movilidad excesivamente urbanas,

- La falta de vitalidad de los centros urbanos,

- Descuido de los edificios históricos e industriales con valor patrimonial,

- Viviendas insuficientes e inadecuadas para satisfacer las necesidades actuales,

- Suministro y tratamiento de agua inadecuados, así como gestión de inundaciones y sequías.

Casi todas las comunidades consideran que la infraestructura digital es esencial para su funcionamiento futuro. Este tema se detalla en sección 4 sobre cambio digital y tecnológico.

Servicios públicos, escuelas, sanidad, asistencia social e infraestructuras

La "falta generalizada de servicios básicos" fue ampliamente reiterada. Los grupos de Alemania se mostraron preocupados por la continua pérdida de servicios educativos y sanitarios y señalaron la dificultad de contratar y retener personal en las zonas rurales. En muchos aspectos de la infraestructura social, existe una disyuntiva entre la prestación de servicios electrónicos y la prestación directa. Sin embargo, a menos que exista una infraestructura digital, los servicios electrónicos son inalcanzables. Una infraestructura digital adecuada para la actividad empresarial, la prestación de servicios y la vida social quizá pueda considerarse un derecho básico. Sin embargo, hay que reconocer que los servicios electrónicos pueden reducir la interacción cara a cara con la comunidad, que generalmente se considera una característica deseable de la vida rural.

Debilidades

En muchas zonas, el cierre de pequeñas escuelas se señaló ampliamente como una preocupación y se afirmó la necesidad de servicios educativos accesibles: "la educación básica debe estar disponible en las cercanías, apoyando las escuelas comunitarias y otras alternativas". En España se observó que "la pérdida de servicios (escolares, médicos, financieros, de transporte, etc.) e infraestructuras se agrava en las zonas rurales y en mayor medida en las localidades más pequeñas". Además, "faltan servicios de proximidad (ocio, cultura, atención sanitaria especializada, gimnasios, fisioterapia, etc.). Faltan profesionales y no hay suficientes servicios básicos en los pueblos más pequeños. Las infraestructuras también se han deteriorado". En Alemania e Italia se plantearon preocupaciones similares.

Las administraciones locales, los servicios sanitarios y las escuelas suelen carecer de personal suficiente. Esto es especialmente problemático en las zonas montañosas remotas y en las islas pequeñas".

Las mayores lagunas en el futuro deseado y probable se encuentran en la prestación y financiación de los servicios públicos, así como en la infraestructura digital básica y las competencias que permiten el uso de los servicios digitales".

Oportunidades

Además de nivelar la inversión, se vieron muchas oportunidades para mejorar la calidad y la accesibilidad de los servicios. Entre ellas se incluyen las innovaciones digitales, la creación de centros de servicios de diversos tipos y el reconocimiento del papel central de las escuelas rurales.

Los encuestados finlandeses se mostraron relativamente optimistas sobre la futura prestación de servicios, sugiriendo que: La accesibilidad de los servicios en las zonas rurales habrá mejorado de aquí a 2040. Las excelentes conexiones digitales cubren todo el país. Hay muchos servicios y soluciones digitales (médico electrónico, centros multiservicios en coches autónomos, drones de reparto)", y "el mayor potencial se ve en la innovación de los servicios digitales, los servicios de bienestar basados en la naturaleza y el uso de la digitalización en los servicios básicos y la educación".

Hubo numerosas sugerencias sobre cómo mejorar la accesibilidad a los servicios, por ejemplo "creando centros médicos de telemedicina en cada comunidad, mejorando la prestación de servicios sanitarios mediante el uso de nuevas tecnologías", "estableciendo centros de aprendizaje permanente o a distancia donde los residentes puedan acceder a las nuevas tecnologías y a la alfabetización digital", "mejorando la infraestructura escolar, educativa y de formación en las comunidades rurales" y descentralizando la educación superior.

Las escuelas rurales son importantes más allá de la educación básica, ya que "una escuela en el campo es un lugar central de la actividad local que conforma eficazmente las comunidades locales" (PL). Los encuestados belgas propusieron una revitalización de los cuidados basada en una "estrategia de refuerzo de los servicios médicos: información a la población sobre proyectos sanitarios comunitarios, atracción de cuidadores, creación de energía para la asistencia a domicilio en lugar de residencias de ancianos, y plataformas de apoyo a la movilidad que deben potenciarse como servicios generalizados".

Los encuestados españoles desean que las autoridades públicas "inviertan en educación y sanidad, infraestructuras y servicios básicos, trabajo social, etc.", pero también que "exploren y busquen alternativas, acordes con la realidad, para ofrecer estos servicios a distancia". Alemania propuso reutilizar los edificios existentes para mejorar las infraestructuras sociales.

Rural 2

Un sistema de transporte y movilidad rural

Las infraestructuras de transporte incluyen carreteras, puentes, terminales de transbordadores, aeropuertos y vías navegables interiores, mientras que los servicios abarcan el transporte público y los servicios de movilidad alternativa. Durante los talleres se reconoció que la vida en las zonas rurales es cada vez más difícil para quienes no tienen acceso a un coche privado. Es comprensible que la falta de carreteras asfaltadas y la distancia de muchas poblaciones a las carreteras principales se perciban como una fuente de desventajas para los residentes rurales afectados. Las zonas remotas poco pobladas y relativamente pobres se enfrentan sin duda a grandes retos a la hora de prestar servicios básicos relacionados con la movilidad a sus poblaciones, debido al aumento de los costes y a las largas distancias. Muchos grupos se refirieron a las posibilidades de soluciones de movilidad alternativas, como los coches eléctricos, el transporte público organizado por la comunidad, mejores servicios e infraestructuras para ciclistas y el restablecimiento o establecimiento de servicios ferroviarios. Un grupo de una región montañosa de Alemania tenía esperanzas de que la situación futura del transporte fuera buena, pero expresó su preocupación por otros aspectos de las infraestructuras y los servicios.

Debilidades

Incluso en uno de los países más densamente poblados de la UE: "la movilidad/accesibilidad sigue siendo un problema enorme, no se puede esperar que los niveles inferiores de gobierno organicen el transporte público. Los servicios esenciales son cada vez menos accesibles". En las regiones remotas de Grecia: "aparte de las que están cerca de los centros urbanos, la mayoría de las zonas rurales (especialmente las montañosas) tienen redes de carreteras muy deficientes". En Letonia y Eslovaquia se informó del "mal estado de las carreteras" y de que "la infraestructura de transportes (está) en general en mala situación: calidad de las carreteras, .... red de transporte público insuficiente, tanto de autobuses como de trenes, falta de carriles bici y otros medios de transporte alternativos". Además, "la debilidad de las comunicaciones secundarias y de la red de carreteras rurales y la falta de servicios de transporte público" eran un problema importante. En Polonia, existen "puntos blancos en cuanto al acceso al transporte público - esto supone una restricción no sólo para los residentes que deben ir, por ejemplo, al médico, sino también para los turistas que, sin una buena red de carreteras, pueden elegir un lugar mejor conectado para sus vacaciones". Los encuestados señalaron la "pésima calidad de las carreteras y las infraestructuras locales en las zonas rurales de Irlanda". En Alemania, incluso en las zonas que disponen de transporte público, el coste se reconoció como una limitación para algunos residentes.

Las islas se enfrentan a problemas específicos: Las islas del mar Egeo no están bien comunicadas con los principales puertos, sobre todo en invierno. El aumento de los costes de transporte hace que las islas sean menos competitivas". Los encuestados de las islas españolas también señalaron problemas de infraestructura.

Oportunidades

Hay una serie de oportunidades sugeridas que pueden adoptarse para abordar los problemas de transporte. La pavimentación adecuada de las carreteras es una prioridad en países como la Hungría rural. Sin embargo, las respuestas van más allá de las mejoras básicas en el asfaltado de las carreteras y se decantan por "enfoques de movilidad rural sostenible" más amplios que sugieren dejar de depender de los coches, centrarse en el transporte público y los enlaces entre los distintos modos, los servicios a la carta y las ventajas de las nuevas tecnologías:

“El transporte (requiere) un cambio en el enfoque del movimiento, la transición del transporte individual al transporte público".

“En términos de movilidad, el desarrollo de los coches autónomos, las entregas a domicilio, etc. ofrecen posibilidades de mejora de la movilidad". Pero sigue siendo necesario ser realistas: "Es imposible dotar a todas las aldeas de todos los servicios básicos, pero sí es posible conectar los pueblos. Hay que hacer hincapié en el transporte público y las alternativas (coche compartido, redes de rutas ciclistas, incluidas las bicicletas eléctricas, y carreteras lentas)". Los grupos de Alemania hicieron hincapié en las soluciones de movilidad alternativas, como las redes inteligentes y los servicios organizados por la comunidad, como el transporte.

Las mejoras de la movilidad implican un enfoque múltiple: "mejora de las infraestructuras de transporte - mejora de la accesibilidad de los territorios rurales centrándose en el transporte alternativo más respetuoso con el medio ambiente, como el desarrollo de carriles bici, transporte público, ferrocarriles locales, construcción y reconstrucción de carreteras y vías peatonales".

Tanto en Bélgica como en Finlandia, se percibió la posibilidad de desarrollar coches sin conductor y drones para mejorar la prestación de servicios. En Bélgica, se abogó por un "cambio del coche a la bicicleta: convertir las carreteras en carriles bici para que dejen de ser utilizables (por los coches) dentro de 20 años, reforzar la red ciclista y la multimodalidad".

Los encuestados húngaros y alemanes también pidieron mejoras en la red de carriles bici, mientras que en Italia se mencionaron las nuevas/rehabilitadas rutas ferroviarias como soluciones de transporte sostenible.

Rural 3

La revitalización de los centros y núcleos de las ciudades y pueblos

Los encuestados austriacos ven la importancia de los centros urbanos en 2040: "Los centros urbanos vivos son zonas centrales atractivas para la economía, la sociedad y la cultura locales y regionales". También se reconoce ampliamente la necesidad de centros polivalentes, que se consideran no sólo como una base para ofrecer una serie de servicios en sí mismos, sino también para atraer a la gente al pueblo y generar un efecto multiplicador. Se necesitan "lugares de encuentro físicos (que) puedan utilizarse para crear espacios con diversos fines: educación, juventud, sociedad civil, arrendamiento privado, espacios de cotrabajo, innovación, actividades culturales, etc.".

Debilidades

Muchos de los encuestados eran conscientes de la pérdida de servicios en los centros de los pueblos y ciudades pequeñas, con la consiguiente pérdida de vitalidad y actividad. Consideran necesaria la revitalización de estos núcleos, a veces como parte de una retirada controlada a medida que se racionalizan los servicios, y a veces como preparación para un aumento de la población. Los espacios físicos (centros) y el desarrollo de capacidades y apoyo administrativo se identificaron como formas prácticas de apoyar y mantener los servicios. En Italia, se señaló la repercusión de la falta de servicios en la capacidad de una comunidad para desarrollar cadenas de suministro. Los grupos alemanes destacaron la necesidad de un mayor reconocimiento y dotación de recursos de los servicios comunitarios, incluidos los prestados por voluntarios.

Oportunidades

Los encuestados consideran que hay muchas oportunidades para revitalizar con imaginación los centros de los pueblos, creando espacios humanos llenos de vida y centros de actividades comunitarias y utilizando edificios abandonados y terrenos baldíos.

Una comunidad en declive necesita un nuevo centro. Hay que renovar el entorno vital para que sea moderno e interesante, se necesitan nuevas soluciones en colaboración con arquitectos y diseñadores para crear soluciones interesantes. En las comunidades en retroceso es necesario "reunir lo necesario en los centros, demoler lo innecesario, crear una nueva calidad vinculándola a los valores históricos". En Eslovaquia se consideró deseable una reutilización similar de los edificios.

Parte de la solución a la vitalidad de los pueblos reside en "eliminar gradualmente la política de construcción fuera del núcleo de los centros rurales/municipios. Seguir centrándose en el espacio público (renovación del centro del pueblo y casas de pueblo/centros de reunión". Es necesario "estimular los centros de los pueblos (reuniones, compras, calidad de vida y movilidad)". Pero el centro no se limita a la prestación de servicios. Requiere el "desarrollo de una dimensión comunitaria, un medio de trabajar en el sentimiento de orgullo por el entorno vital". Es necesario pensar en términos de "creación de espacios del tercer sector y reubicación de la cultura y los vínculos sociales (lugares híbridos); espacios multifuncionales; espacios para los jóvenes; mejora de los edificios existentes, espacios comunitarios polivalentes". Este concepto de espacios multifuncionales, que ofrecen una serie de servicios, incluido el apoyo a la actividad comunitaria voluntaria, fue mencionado por varios grupos italianos y alemanes, algunos de los cuales también propusieron la renovación de edificios existentes con este fin.

Hubo "apoyo (para) el uso alternativo (de) los edificios abandonados (terrenos baldíos), tanto privados como públicos (por ejemplo, antiguas cooperativas agrícolas, granjas, antiguas casas culturales comunitarias) y crear espacios para pequeñas empresas, para el tiempo libre y las actividades sociales (culturales, deportivas, aficiones) de ONG locales/asociaciones civiles diversas, etc.". De forma más general, en estos núcleos se observó la necesidad de "un mayor respeto y apoyo a los edificios históricos".

Aprovechar el legado histórico e industrial

Muchos encuestados se refirieron a un gran número de edificios históricos vacíos y mal mantenidos en su zona como un problema y un activo.

Debilidades

Tanto en los paisajes industrializados dañados como en los paisajes de los pueblos existen activos abandonados y pasivos relacionados con usos anteriores que requieren transformación. Muchas zonas informaron de edificios antiguos que necesitan reparación y renovación.

La gran cantidad de propiedades abandonadas que existen en los pueblos y ciudades rurales de toda Irlanda es una preocupación real, y algo que debe abordarse en el futuro para garantizar la supervivencia, viabilidad y vitalidad de la sociedad rural".

Oportunidades

Los encuestados señalaron la oportunidad de dar a los edificios abandonados nuevos usos que se basen en la historia pasada y ayuden a forjar una identidad local más fuerte y a evitar la invasión de espacios verdes.

Hay que centrarse en preservar la identidad y el carácter de estos pueblos y municipios rurales, que se basa en gran medida, aunque no totalmente, en el desarrollo histórico, los tipos de edificios, las características del paisaje, etc.". En cuanto al patrimonio construido, es necesario fomentar nuevas interpretaciones cuando éste pierde su función original".

En Hungría, se buscaba "la transformación de la antigua zona minera e industrial en un atractivo paisaje urbanizado en zonas de recreo" y este mensaje se repitió en otros lugares. Igualmente, "las granjas vacías, los edificios con encanto y las iglesias pueden utilizarse para tiendas de conveniencia, lugares de reunión, etc." y se aboga por la reconversión / restauración de parte del patrimonio rural construido en lugares colectivos".

Rural 4

Viviendas adecuadas

El parque de viviendas existente es a menudo insuficiente e inadecuado para las necesidades actuales. También se planteaban cuestiones sobre si la vivienda era de alquiler o en propiedad, y sobre la disponibilidad. Los residentes locales expresaron su preocupación por encontrar viviendas asequibles en zonas atractivas para los turistas o los nuevos residentes, mientras que también preocupaba la presión que las nuevas construcciones podrían ejercer sobre el uso del suelo, los servicios y las comunidades existentes.

Debilidades

En Suecia, se observó que "existe un creciente interés por el estilo de vida rural, pero hay pocas viviendas disponibles para quienes desean trasladarse a nuestra zona y es difícil obtener permisos de construcción en lugares atractivos" y en España: "es necesario desarrollar la vivienda y las infraestructuras en los pueblos y apoyar la migración a las zonas rurales". En Estonia, "hay gente a la que le gustaría trasladarse al campo, pero no hay residencias, ¡no hay mercado de alquiler! No todo el mundo está dispuesto a comprar o construir una casa". La vivienda asequible y de calidad para los residentes rurales (por ejemplo, los jóvenes) también se identificó como un problema. La falta de vivienda se consideró especialmente problemática en las comunidades insulares.

Oportunidades

Muchos encuestados se refirieron a la importancia de aumentar la prioridad concedida a la creación de viviendas rurales adecuadas y adaptadas a la evolución de las necesidades de la población.

Se percibe la oportunidad de "desarrollar diferentes tipos de viviendas; adaptadas a las necesidades de diferentes grupos, por ejemplo, apartamentos para jóvenes y ancianos que deseen permanecer en su zona. Las comunidades locales deberían cooperar con el ayuntamiento, los inversores y las empresas constructoras y localizar las casas "abandonadas" y en mal estado para sacarlas al mercado". Del mismo modo, se deseaba "reestructurar los edificios vacíos para convertirlos en edificios residenciales". Para lograr estos objetivos, se necesitaban nuevos modelos de desarrollo de la vivienda, como "empresas de construcción conjuntas/construcción cooperativa". Es importante que haya "viviendas asequibles tanto para alquiler como para compra". En Alemania, los grupos que destacaron la escasez de viviendas señalaron las múltiples ventajas de reconvertir edificios existentes en lugar de construir nuevos (ahorro de suelo, beneficios para el clima y los recursos, creación de empleo, conservación del patrimonio).

Abastecimiento y tratamiento adecuados del agua y gestión de inundaciones y sequías

El abastecimiento y el tratamiento del agua, así como la respuesta a las inundaciones y sequías, son cuestiones de gran alcance. Se reconoce que las políticas de la UE han ayudado: "Los programas y la financiación europeos se han utilizado en un grado satisfactorio para apoyar actividades culturales, proyectos de infraestructuras, obras de suministro de agua, utilización del parque inmobiliario, etc.", pero aún queda mucho por mejorar.

Debilidades

Se necesitan inversiones considerables en la gestión del agua y de los residuos" y "la falta de regadío y de acceso al agua y a la electricidad son obstáculos para el desarrollo de la producción agrícola y ganadera". En los países nórdicos, "para que se produzca un aumento de la población es necesario que existan sistemas de infraestructuras como el transporte y los sistemas de agua y alcantarillado (y) escuelas".

Oportunidades

Las inversiones en gestión del agua se consideran prioritarias en muchas zonas, incluidas las expuestas a sequías e inundaciones.

Las inversiones en gestión del agua eran necesarias para "garantizar el suministro de agua potable y el tratamiento eficaz de las aguas residuales" y para "apoyar las inversiones centradas en el regadío y las infraestructuras de protección contra las inundaciones". En las regiones más secas de España, era necesario: "construir infraestructuras para almacenar agua en invierno, cuando abunda, para utilizarla en verano, cuando escasea". En Italia se propuso utilizar las "aguas grises" para el riego. Se destacó el valor de técnicas tradicionales como las cisternas domésticas de agua de lluvia.

¿Qué cambios son necesarios para solventar las debilidades y avanzar hacia la visión?

Dependiendo de si la región tiene una población en expansión o en contracción, las soluciones serán probablemente diferentes, pero la importancia de las infraestructuras y los servicios rurales para sostener el espacio vital y la economía es ampliamente reconocida. Sin embargo, la digitalización y el acceso en línea a los servicios, así como los nuevos modelos de transporte, cambian los parámetros del reto que supone la prestación de servicios.

- Es necesario considerar las decisiones relativas a un nivel básico de infraestructuras para apoyar el funcionamiento del Estado del bienestar en la Europa rural. Esto se aplica a las escuelas, el transporte público, el suministro de agua, el tratamiento de aguas residuales, los servicios sanitarios y sociales, etc. En algunas respuestas se pide una comparación con la oferta urbana. Otros señalan el valor de la infraestructura verde en el espacio rural como algo de lo que no disponen los habitantes de las ciudades. Lo que está fuera de toda duda es que la infraestructura de servicios públicos clave en muchas zonas rurales no es adecuada para satisfacer las demandas contemporáneas.

- El apoyo a un cambio modal del coche privado al transporte público y a la movilidad alternativa y de los sistemas de transporte de hidrocarburos a los sistemas de transporte post-carbono es crucial. Los servicios digitales pueden facilitar la organización de soluciones flexibles de transporte comunitario. Los centros rurales y los servicios móviles pueden reducir la necesidad de los residentes rurales de desplazarse para acceder a los servicios.

- Remodelar los centros de asentamiento y centrar el apoyo en los edificios históricos y tradicionales que ya no son adecuados para su propósito y ayudar a transformarlos para usos alternativos, incluidos los centros de servicios multifuncionales.

- Aumentar la resistencia de las infraestructuras hídricas al cambio climático en relación con el suministro de agua potable, el alcantarillado, la gestión de las inundaciones y el regadío.

- Desarrollo de capacidades y apoyo a los servicios comunitarios/voluntarios.

Descarga el informe completo

En esta iniciativa participan:

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon