No basta con aportar ayudas económicas a la población en situación de vulnerabilidad, es necesario comunicarlas activamente

Conforme se acerca el comienzo del nuevo curso, las distintas comunidades autónomas están acabándo de publicar sus programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Creemos que es esencial que de cara a este nuevo curso, en el que esperamos que finalmente pueda ponerse en marcha la esperada ola de rehabilitaciones, se tenga en cuenta que no es suficiente con dar ayudas económicas, o ayudas económicas adicionales para la población en situación de vulnerabilidad, si éstas no se comunican adecuadamente y si no se realiza el acompañamiento y el apoyo en la tramitación necesarios.

Existen ya experiencias de organizaciones de la sociedad civil que muestran que ayudas dirigidas para la población en situación de vulnerabilidad, como es el bono social eléctrico, no llegan a más de la mitad de la población que cumple las condiciones para solicitarlas.

Es por esto que consideramos que poner sobre la mesa dinero adicional para los hogares en situación de vulnerabilidad no es suficiente, y que para poner en marcha la rehabilitación del parque de viviendas más degradado, es necesario realizar un esfuerzo adicional en las labores de comunicación, con medidas como las siguientes:

  • Hacer uso de todos los canales, tanto físicos como digitales,a disposición de las administraciones
  • Hacer partícipes al resto de servicios públicos que trabajen con población en situación de vulnerabilidad
  • Producir material gráfico que sintetice las ayudas disponibles y destaque las ayudas adicionales existentes para la población en situación de vulnerabilidad
  • Priorizar la creación de oficinas de rehabilitación y la comunicación analógica de los planes de rehabilitación en los ámbitos presenten valores más altos para los indicadores de vulnerabilidad urbana del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

Hemos hecho llegar estas recomendaciones a las distintas comunidades autónomas, con la esperanza de que puedan aplicar estas sugerencias, fomentando activamente el alcanzar una transición energética realmente justa.

   

Recomendaciones para la comunicación de los planes de rehabilitación

   

Comparte este artículo en redes:
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon